viernes, 10 de julio de 2020

Veinticuatro nuevas Universidades Europeas refuerzan el Espacio Europeo de Educación


Las «Universidades Europeas» son alianzas transnacionales de instituciones de educación superior de toda la UE que aúnan sus esfuerzos en beneficio de los estudiantes, los profesores y las sociedades. La Comisión Europea ha dado a conocer el nombre de las nuevas 24 Universidades Europeas que pasarán a unirse a las 17 primeras alianzas de instituciones de enseñanza superior seleccionadas ya en 2019. Con el respaldo financiero de los programas Erasmus+ y Horizonte 2020, estas Universidades mejoran la calidad, la inclusión, la digitalización y el atractivo de la enseñanza superior europea.

Margaritis Schinas, vicepresidente para la Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo, ha declarado: 
«La Comisión está respondiendo con firmeza a los estudiantes, que claman por una mayor libertad para estudiar en toda Europa, a los profesores y los investigadores, que piden que se mejore la puesta en común de los conocimientos, y a las instituciones de educación superior, que solicitan que se compartan los recursos. Con 41 Universidades Europeas, en las que participan 280 instituciones, y el respaldo de 287 millones de euros del presupuesto de la UE, el Espacio Europeo de Educación se convierte en una realidad tangible para muchos».
Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, ha afirmado: 
«Me complace comprobar que una amplia gama de instituciones de educación superior de todos los Estados miembros y de fuera de ellos toman parte en la actualidad en las 41 Universidades Europeas. La pandemia de COVID-19 ha demostrado que una mayor cooperación transfronteriza y entre las diferentes disciplinas y culturas es la única forma de recuperarse de la crisis y de generar resiliencia. Estas Universidades Europeas constituyen uno de los cimientos fundamentales del Espacio Europeo de Educación».

Seleccionadas entre 62 candidaturas, las 24 nuevas Universidades Europeas cuentan con la participación de 165 instituciones de educación superior de 26 Estados miembros y otros países que participan en el programa Erasmus+. Intensificarán la cooperación entre sus instituciones, sus estudiantes y su personal, y compartirán los recursos físicos y en línea, los cursos, los conocimientos, los datos y la infraestructura. Esta estrecha colaboración aumentará su capacidad para hacer frente a los retos a los que se enfrentan durante la recuperación y también a los que encontrarán después. Les ayudará a fomentar unas transiciones verdes y digitales inclusivas, en beneficio de sus estudiantes y de todos los europeos.

Las Universidades Europeas presentan sus primeros resultados
La Comisión ha realizado recientemente un examen de las 17 Universidades Europeas ya existentes, seleccionadas el año pasado. Los resultados muestran que el 96 % de las instituciones piensan que habrían estado mejor preparadas para hacer frente a la pandemia por coronavirus si su Universidad Europea hubiera estado ya plenamente operativa (solo hace entre 6 y 9 meses que empezaron a funcionar). Más del 60 % considera que formar parte de una Universidad Europea les ha resultado útil para hacer frente a las actuales dificultades vinculadas a la crisis. Buen ejemplo de ello es la creación de campus interuniversitarios virtuales, la oferta de cursos semipresenciales y la integración de unidades pedagógicas comunes en los planes de estudios de todas las universidades participantes. Otro de los objetivos de las Universidades Europeas es continuar fomentando el aprendizaje permanente, ofreciendo a alumnos de todas las edades la oportunidad de obtener microcualificaciones que se conceden tras la finalización de cursos o módulos de corta duración.

Las Universidades Europeas implican a diferentes tipos de instituciones de enseñanza superior, desde universidades de ciencias aplicadas, universidades técnicas y escuelas de cine y artes multimedia, hasta universidades multidisciplinares que se dedican de manera intensiva a la investigación. En ellas participarán unas 280 instituciones de educación superior de todos los Estados miembros y de fuera de ellos, situadas no solo en las capitales, sino también en regiones europeas más remotas. Cada alianza está formada por una media de 7 instituciones de enseñanza superior. Mientras que algunas alianzas son exhaustivas y abarcan todas las disciplinas, otras se centran, por ejemplo, en el desarrollo sostenible, la salud y el bienestar, la digitalización y la inteligencia artificial, el arte, la ingeniería o el espacio.

En total, se dispone de un presupuesto de 287 millones de euros para estas 41 Universidades Europeas. Cada alianza recibe, durante tres años, hasta 5 millones de euros procedentes del programa Erasmus+ y hasta 2 millones de euros del programa Horizonte 2020, para empezar a ejecutar sus planes y abrir camino a otras instituciones de enseñanza superior de toda la UE. La financiación procedente de ambos programas supone un paso importante para reforzar las interacciones entre el Espacio Europeo de Educación y el Espacio Europeo de Investigación, y los progresos que realiza cada alianza se siguen de cerca.

En el próximo presupuesto a largo plazo de la UE para 2021-2027, la Comisión propuso el despliegue de las Universidades Europeas en el marco del programa Erasmus, en sinergia con Horizonte Europa y otros instrumentos de la UE.

Contexto
La Comisión Europea propuso la Iniciativa «Universidades Europeas» a los líderes de la Unión antes de la Cumbre Social de Gotemburgo de noviembre de 2017, como parte de una visión general para la creación de un Espacio Europeo de Educación, a más tardar, en 2025. En diciembre de 2017, la Iniciativa fue aprobada por el Consejo Europeo, que pidió la creación de al menos 20 Universidades Europeas para el año 2024. El concepto de «Universidades Europeas» se desarrolló bajo la dirección de la Comisión Europea, en estrecha cooperación con los Estados miembros, las instituciones de enseñanza superior y las organizaciones de estudiantes.


miércoles, 8 de julio de 2020

Protección de los consumidores europeos

La Comisión Europea ha publicado su último informe sobre el sistema de la Comisión para impedir o restringir la venta de productos peligrosos en el mercado: el Sistema de Alerta Rápida. El informe muestra que el número de medidas adoptadas por las autoridades tras recibir una alerta crece de año en año y que en 2019 se alcanzó la cifra de 4477 medidas, frente a las 4050 de 2018.

Didier Reynders, comisario de Justicia, ha declarado: 
«El Sistema de Alerta Rápida está disponible 24 horas al día y 7 días a la semana, y mantiene la información en circulación y nuestro mercado único a salvo. Tal como muestra el informe de 2019, se está trabajando a un nivel sin precedentes para proteger a los consumidores de productos peligrosos y posibles daños. Además, la Comisión ha estado trabajando con los Estados miembros para incrementar las pruebas de productos. Este trabajo ha dado lugar a que 75 productos más fueran señalados como peligrosos a través de nuestro Sistema de Alerta Rápida desde finales de año pasado.

Principales conclusiones del informe
En 2019, las autoridades de los 31 países participantes en el Sistema de Alerta Rápida (los Estados miembros de la UE más el Reino Unido, Noruega, Islandia y Liechtenstein) intercambiaron a través del sistema 2243 alertas sobre productos peligrosos, que dieron lugar a 4477 medidas de seguimiento. Esto representa un aumento del 10 % desde el año pasado y del 63 % respecto a 2015. Las medidas adoptadas van desde la retirada o destrucción de un producto por parte de los distribuidores y minoristas antes de que llegue al consumidor, hasta la recuperación de productos no seguros en poder de los usuarios.

De acuerdo con el informe publicado hoy, los juguetes fueron la categoría de productos más notificada (con el 29 % del total de notificaciones), seguidos de los vehículos de motor (23 %), y los aparatos y equipos eléctricos (8 %). Los cosméticos, prendas de vestir, textiles y artículos de moda, así como los artículos de puericultura y equipamiento infantil, registraron también un elevado número de alertas.
Los riesgos más notificados se referían a productos que causaban lesiones (27 %), como fracturas o conmociones. Los componentes químicos de los productos fueron el segundo riesgo por frecuencia de denuncia (23 %), seguidos por los riesgos de asfixia para los niños (13 %).
Aunque no figuran en el informe de 2019, se han registrado numerosas alertas nuevas desde el comienzo de la pandemia de coronavirus. Hasta el 1 de julio, hubo 63 alertas nuevas relativas a mascarillas, 3 alertas relativas a trajes de protección, 3 alertas sobre desinfectantes de manos y 3 alertas sobre lámparas de rayos UV («varillas de desinfección»). Entre el 1 de marzo y el 1 de julio, se adoptaron 10 medidas de seguimiento relativas a mascarillas y una relativa a un desinfectante de manos, que dieron lugar a una mayor armonización de las medidas contra dichos productos y por lo tanto mejoraron la protección de los consumidores en toda Europa.

Pruebas coordinadas de productos
La Comisión también ha publicado los resultados de las actividades coordinadas sobre la seguridad de los productos (CASP por sus siglas en inglés). Este trabajo, que incluía análisis de productos realizados conjuntamente por la Comisión Europea y autoridades europeas seleccionadas por los Estados miembros, culminó en 652 productos sometidos a pruebas para comprobar su seguridad. Los productos seleccionados por los Estados miembros para ser testados incluían dispositivos personales de movilidad, juguetes con relleno blando, cargadores, baterías, sillines de bicicleta para niños y juguetes viscosos («slime»). El 38 % del total de productos sometidos a prueba no cumplían aspectos específicos de la legislación de la UE en materia de seguridad. Se detectaron 75 productos (el 11 %) que constituían riesgos graves para los consumidores. Por ejemplo, aunque todos los sillines de bicicleta analizados presentaban algún tipo de riesgo, solamente el 8 % eran riesgos graves. Por categoría, los juguetes con relleno blando presentaban los índices más altos de riesgos graves, el 68 %, mientras que las baterías eran las que tenían menos riesgos graves (el 1 %). Al realizar este trabajo, si se detecta un riesgo que se considera grave, el producto se notifica en el Sistema de Alerta Rápida para evitar la difusión de productos peligrosos en el mercado.

Próximas etapas
La Comisión seguirá modernizando las herramientas del Sistema de Alerta Rápida para animar a los consumidores a consultar la base de datos de las alertas y tomar decisiones de compras seguras. Esto incluye la actualización del sitio web para consumidores y empresas, así como de las herramientas específicas utilizadas por los Estados miembros para notificar alertas.
Las actividades coordinadas sobre la seguridad de los productos se organizan todos los años. Las actividades de este año - CASP2020 - comenzaron al principio del año. Entre ellas están las pruebas a los que se someten los productos (como juguetes, joyas, equipamientos para juegos en el exterior de las casas, pequeños aparatos calentadores de cocina, arrullos para bebés y asientos de coche para niños), evaluaciones de riesgos, supervisión del mercado en línea, cooperación con aduanas, recopilación de datos sobre lesiones y accidentes y campañas de comunicación. En el contexto del coronavirus, la Comisión lanza también un llamamiento específico para los productos relacionados con el virus. El trabajo conjunto, que será semejante al desarrollado para los productos no relacionados con el coronavirus, cubrirá las mascarillas para nariz y boca, los desinfectantes para las manos y los guantes, y se espera que comience antes de mediados de julio de 2020. Actualmente se están fijando las prioridades para CASP2021.

Contexto
Desde 2003, el Sistema de Alerta Rápida garantiza que la información sobre productos no alimentarios peligrosos retirados del mercado o recuperados en cualquier parte de Europa se difunda rápidamente entre los Estados miembros y la Comisión Europea. De esta forma, pueden adoptarse medidas de seguimiento adecuadas en toda la UE.
El Sistema de Alerta Rápida tiene una página web pública llamada «Safety Gate» que permite el acceso a las actualizaciones semanales de las alertas presentadas por las autoridades nacionales que participan en el sistema. Gracias a la modernización del sistema, puede darse prioridad a alertas específicas que se tramitan inmediatamente en cuanto llegan, como las alertas sobre las mascarillas no seguras de abril de 2020.
Las empresas pueden usar también el portal Business Gateway para advertir de forma rápida y eficaz a las autoridades nacionales acerca de cualquier producto que hayan puesto en el mercado y pueda no ser seguro.
Otra iniciativa de protección de los consumidores es el Compromiso de seguridad de los productos, que fija medidas específicas voluntarias que van más allá de lo ya establecido en la legislación de la UE. Siete mercados en línea han firmado ya este acuerdo de cooperación con los Estados miembros para retirar productos peligrosos de sus páginas web. La empresa Wish.com se ha unido recientemente a la iniciativa.

lunes, 6 de julio de 2020

«Díganos lo que piensa»


La Comisión Europea ha puesto en marcha una versión renovada del portal «Díganos lo que piensa». La plataforma en línea que invita a todos los ciudadanos (incluidas las empresas y las organizaciones no gubernamentales) a dar su opinión sobre las iniciativas de la Comisión en fases clave del proceso legislativo. La nueva versión mejorará aún más la consulta y la comunicación de la Comisión con el ciudadano y aumentará la transparencia. El objetivo es mejorar la calidad de la elaboración de políticas de la UE gracias a las aportaciones de todas las partes interesadas, a través del portal.

La nueva versión hace más fácil que el público encuentre en el portal la iniciativa de la Comisión que más le interesa, gracias a que se han mejorado las funciones de búsqueda. El portal es más fácil de usar, de manera que el público pueda dar su opinión accediendo directamente a las consultas más recientes de gran interés en la página de inicio, por ejemplo la consulta sobre la Estrategia para una Movilidad Inteligente y Sostenible.

Maroš Šefčovič, vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva, ha declarado lo siguiente:
«Al mejorar el portal «Díganos lo que piensa» y hacerlo más intuitivo, estamos aumentando nuestra difusión. Quiero animar a las partes interesadas y a los ciudadanos, incluso a aquellos que no tienen un conocimiento profundo de la elaboración de políticas de la UE, a que contribuyan a nuestras iniciativas según van tomando forma antes y después de su adopción por la Comisión. Esta es otra forma esencial de garantizar que nuestra legislación está a la altura de las normas de calidad más estrictas.»
Como parte de su programa «Legislar mejor», la Comisión está consultando a toda una serie de organizaciones y al público en general, con medios de difusión tales como el portal «Díganos lo que piensa». Al conectar y analizar activamente los comentarios en línea, la Comisión garantiza que las iniciativas de la UE respondan y sean proporcionadas a los retos actuales, por ejemplo, la transición ecológica y la transición digital.

Las tres consultas públicas siguientes en el nuevo portal «Díganos lo que piensa» lo ilustran: la consulta sobre la Ley de Servicios Digitales: profundizar en el mercado interior y aclarar las responsabilidades de los servicios digitales; la consulta sobre la Estrategia para una Movilidad Inteligente y Sostenible y la consulta sobre una Nueva agenda del consumidor.
 
Contexto
En 2015, la Comisión Europea puso en marcha el programa «Legislar mejor» para mejorar la elaboración de políticas y simplificar la legislación. La consulta pública forma parte de una agenda más amplia para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas de las actividades de la UE. Uno de los objetivos fundamentales de la Comisión ha sido promover la participación de todos los europeos y de la sociedad civil en la formulación de las políticas de la UE.

A través del portal «Díganos lo que piensa», los particulares y las organizaciones pueden hacer comentarios sobre las hojas de ruta o las evaluaciones de impacto de la futura legislación. También pueden participar en consultas públicas de doce semanas de duración acerca de iniciativas que se están preparando o del resultado de acciones existentes de la UE. Además, todo el mundo tiene la posibilidad de hacer comentarios sobre proyectos de actos delegados y de ejecución.

Estas formas públicas de participación de los interesados pueden complementarse a veces también con consultas específicas, hechas a medida de determinados interesados. La elección de la herramienta de consulta más adecuada es siempre específica en cada caso y depende de los objetivos de la consulta, los grupos destinatarios y el tiempo y los recursos de que se dispone. El público y las partes interesadas siempre pueden, no obstante, hacer sugerencias sobre cómo reducir la carga normativa y mejorar y hacer más efectiva la legislación existente a través de «Aligerar la carga».

La Comisión ha realizado 454 consultas públicas entre 2015 y 2018. La participación media oscila de una media de 461 respuestas en 2015, a una media de 2 091 respuestas en 2018. Se excluyen los valores extremos positivos, como la consulta pública sobre la «hora de verano», que tuvo aproximadamente 4,6 millones de respuestas.

El número de respuestas varía en función de la naturaleza del tema de la consulta. Desde abril de 2017, la Comisión se ha comprometido a traducir los cuestionarios de las iniciativas más importantes en todas las lenguas oficiales de la UE. En 2018, todas las consultas públicas estaban disponibles en al menos dos lenguas y el 71 % se tradujeron a todas las lenguas oficiales (excepto el irlandés). Se puede responder en cualquiera de las lenguas oficiales de la UE.
Desde 2017, se han pedido opiniones sobre 86 evaluaciones de impacto inicial, 128 hojas de ruta y 96 hojas de ruta de evaluación publicadas, que han recibido 4 249 respuestas. Entre julio de 2016 y diciembre de 2018, la Comisión publicó 151 proyectos de actos delegados y 191 proyectos de actos de ejecución, que tuvieron 1 576 y 1 770 respuestas, respectivamente.

miércoles, 1 de julio de 2020

Alemania abre su presidencia del Consejo con la vista puesta en la recuperación tras la crisis del COVID-19

La sede de las Instituciones Europeas en España ha acogido esta mañana el acto solemne de izado de bandera en honor del inicio de la presidencia alemana del Consejo. Como símbolo del relevo entre presidencias, se ha arriado la bandera croata.

En dicho acto han participado Juan González-Barba, Secretario de Estado para la Unión Europea, Wolfgang Dold, Embajador de la República Federal de Alemania en España, Nives Malenica, Embajadora de la República de Croacia en España, María Andrés, Directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España y Francisco Fonseca, Director de la Representación de la Comisión Europea en España.

Juan González-Barba deseó 
"la mejor de las suertes a Alemania durante su labor de presidencia del Consejo de la UE. El Gobierno de España comparte las prioridades alemanas para los próximos meses, especialmente la necesidad de alcanzar un acuerdo sobre el paquete de recuperación con la máxima celeridad. Estoy seguro de que seguiremos trabajando con Alemania de forma tan estrecha como lo hemos venido realizando durante la respuesta a la pandemia."


Wolfgang Dold puso énfasis en que 
"Para seguir estabilizando la situación sanitaria, coordinar la salida de las medidas de crisis, impulsar con empeño la recuperación económica y fortalecer la cohesión social hace falta una actuación decidida, una actuación conjunta y coordinada. Por ello, nos empeñamos en conseguir un acuerdo político sobre el fondo de reconstrucción y el próximo marco financiero plurianual todavía antes de las vacaciones de verano. Es un objetivo ambicioso, pero a la vez alcanzable y necesario."

Nives Malenica destacó los logros alcanzados durante la presidencia Croata del Consejo 
"Abrimos las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania, organizamos la Cumbre de Zagreb sobre los Balcanes Occidentales, iniciamos las negociaciones para un Brexit ordenado, alcanzamos un acuerdo para el lanzamiento de la Conferencia sobre el Futuro de Europa... Todos estos logros quedan señalados como legado de la Presidencia croata, pero también como mensaje de estabilidad de la Unión, que es capaz de superar las divisiones".


María Andrés declaró 
"Afrontamos un momento clave para el futuro de la UE. En la aprobación del plan de recuperación económica el Parlamento Europeo velará por poner en el centro a las personas y las empresas. Hará falta preservar el empleo, afectado por el parón durante la pandemia, y ayudar a las empresas a salir de esta crisis poniendo el acento en la transición ecológica y digital. España y los demás Estados Miembros necesitarán además asegurar que los sistemas de salud y educación se preparan para afrontar futuros rebrotes. Y las respuestas a todo esto, solo podremos afrontarlas juntos, como europeos. Un enorme reto que deberá pilotar la Presidencia alemana".


Francisco Fonseca declaró que 
"Con Next Generation EU la Comisión Europea ha hecho la propuesta más ambiciosa de su historia: 750 mil millones de euros y un marco financiero plurianual reforzado con una estrategia de crecimiento verde y digital para Europa que permita superar la crisis del COVID-19. A lo largo de la Presidencia alemana esta propuesta deberá concretarse y se medirá la ambición con la que los países de la UE quieren afrontar la recuperación"


Prioridades de la presidencia alemana

La Presidencia alemana del Consejo, que se inicia hoy y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2020, tendrá como prioridad alcanzar acuerdos para la superación de la crisis del coronavirus y sus consecuencias sanitarias, económicas y sociales en Europa. También se han fijado como temas prioritarios los avances en la digitalización, la protección del clima, la igualdad social y la política de seguridad común. Se dará especial atención a la política exterior frente a África.

Mañana, 2 de julio, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea dará una rueda de prensa junto con la canciller federal Angela Merkel para conmemorar el inicio de la presidencia.

Encuentro digital COVID-19 y Pacto Verde

Tras el acto, se ha celebrado el encuentro digital El Pacto Verde Europeo en tiempos de la pandemia del coronavirus. En él han participado Maja Göpel, Secretaria General del Consejo Científico Consultivo del Gobierno Federal 'Cambios Medioambientales Globales',  Clara de la Torre, Directora General Adjunta de la DG CLIMA de la Comisión Europea, Christian Kastrop, Secretario de Estado, Ministerio Federal de Justicia, Exdirector de Estudios Económicos y Financieros de la OCDE, Exdirector de Programa en la Bertelsmann Stiftung y Hugo Lucas, Director de Gabinete de la Secretaria de Estado de Energía, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Este es el primer encuentro de un ciclo de conferencias organizadas por la Embajada de Alemania en Madrid junto con la Representación de la Comisión Europea en España y la Fundación Bertelsmann. En ellos se debatirán en torno a los temas clave de la Presidencia alemana.